Mi Opinión

 

MI OPINIÓN SOBRE LA TENENCIA RESPONSABLE DE AVES

 

Desde siempre la naturaleza ha atraído nuestra atención, supongo en parte porque realmente formamos parte de ella.

De todos los animales, la evolución nos ha hecho los más inteligentes. Aunque a veces el comportamiento humano me hace dudar de esta afirmación. El primer objetivo de la especie humana, como el de cualquier otra especie fue la supervivencia, para ello se ayudo de la cría de animales en cautividad, esto le permitía asegurarse alimento de forma permanente, sin tener que depender exclusivamente de la caza. Con esto fueron apareciendo lo que hoy conocemos como animales domésticos. Debemos recordar que la totalidad de las razas que hoy conocemos tienen sus orígenes en especies silvestres, estas a través de la continua selección han evolucionado hasta dar la multitud de razas actuales.

Alguna especie silvestre se “domestico” ya antiguamente para otros fines diferentes del aporte alimenticio. Tal vez el primero fue el antecesor de nuestro perro actual. Aparecía así lo que hoy podríamos llamar como “animal de compañía”. A lo largo de los años se fueron incorporando mas y más especies silvestres a este grupo, entre ellas gran diversidad de aves.

Y aquí aparece el tema principal de nuestro interés, “LAS AVES”.

Desde mi punto de vista clasificaría la tenencia de aves en tres grupos muy bien diferenciados.

Aves como mascotas : Se trata de aves que alojaremos dentro de casa, con el objetivo de conseguir una relación con ellas lo mas estrecha posible. En mi opinión para tener como mascota “no sirve” un animal capturado en su hábitat. Aunque con mucho trabajo lleguemos a “amansar” una ave de importación, realmente ella no se merece un cambio tan radical en su vida, su vida esta en la selva, o como mínimo rodeado de congéneres suyos. Nunca podrá… considerarse miembro de nuestra familia, pues ella ha conocido realmente su propia familia, y nosotros a lo sumo llegaremos a ser un mal sucedáneo de la misma.

Como mascota deberemos adquirir siempre un ejemplar nacido en cautividad, y lo mas joven posible. Así se acostumbrará mejor a su nuevo entorno, por supuesto al haber nacido en cautividad, ya no le extrañara el entorno humano.

Lo ideal además, si nos es posible es adquirir un ejemplar criado a mano. Estas aves son retiradas del nido, con pocos días de edad y acabados de criar a mano hasta su emancipación. Realmente han tenido desde sus primeros días un contacto tan estrecho con los humanos, que lo duro para ellas seria retirarlas de este ambiente. Cuidado, que esto tiene sus innumerables ventajas, pero también alguna que otra desventaja. Por el hecho de no tenernos en absoluto miedo, pueden atreverse a intentar mandar sobre nosotros, cosa que no debemos permitirles. Realmente a una ave criada a mano hay que educarla, igual que educaríamos a un hijo, debemos enseñarle que esta bien y por supuesto que esta mal, solo así conseguiremos una mascota totalmente integrada a la familia. Como a un hijo deberemos dedicarle el máximo de tiempo posible. Antes de adquirir un ave como mascota debemos valorar si realmente dispondremos de este tiempo, si no es así mejor no adquirirla.

Aves para criar : Con este grupo es en el que realmente me siento identificado. Es por ello que intentaré‚ explicar aquí el porque de mi afición.

¿Como puede un “patito mandarín” acabado de nacer ser tan enternecedor?

¿Cómo de esos pequeños huevecillos de “azulito” puede llegar a nacer algo?

¿Cómo pueden estas “rosellas” estar incubando en el nido con este calor?

¿Cómo puede ser que los pichones de “tórtola diamante” crezcan tan rápido?

¿Cómo pueden ser tan mimosos los dos miembros de una pareja de “carolinas”?

¿Cómo puede ser tan bello el cortejo del “faisán Chinquis”?

¿Como puede en un nido de “forpus” haber hasta 8 pequeños?

¿Cómo puede ser que los pequeños “diamantes papagayo” tengan puntos fosforescentes en las comisuras de su boca?

¿Cómo puede un macho de “amazonas” volverse tan agresivo para defender su nido?

¿Cómo puede el macho de “caique” andar de forma tan arrogante por la percha?

¿Cómo pueden correr tanto las pequeñas “codornices chinas” al acabar de nacer?

¿Cómo pueden ser tan distintos el macho y la hembra del “eclectus”?

¿Cómo puede un “yaco” de tan solo dos meses empezar a hablar?

(y mil preguntas mas).

Pocas aficiones pueden llegar a sorprenderte tanto como esta. Cada día es una novedad, puedes llevar años criando una especie e ir aprendiendo nuevas cosas aun de ella. Cada nueva temporada de cría aporta multitud de sorpresas : los que un año criaron bien, al siguiente se toman un descanso, los que no llegaron nunca a criar, te sorprenden con una gran prole, de una pareja de pájaros verdes aparece un hijo azul, …

En mi opinión las personas debemos tener unas aficiones, uno objetivos, unas ambiciones en la vida. Solo así podemos desarrollar plenamente nuestro ser. Uno puede practicar un deporte, e intentar batir sus récords cada día. Uno puede tener su bella moto y sacarle mas brillo cada día. Uno puede escalar montañas, mas altas cada día. Uno puede pintar cuadros, más bonitos cada día.
Uno puede criar pájaros, y cada día podrá superarse, intentar criar mas pájaros, más bellos, más fuertes, más dóciles . Intentar criar especies más “difíciles”.

Eso sí, yo creo que una vez descubierto el 100% del genoma humano, los científicos encontraran algún gen que realmente solo tenemos los “criadores”. Ya que aparte de las múltiples satisfacciones que nos dan nuestros pájaros, una cosa hay de cierta, nuestra afición nos ocupa 365 días al año (366 los bisiestos), sin excepción, y eso es mucha “afición”.

Desde aquí animar a todos aquellos que quieran iniciarse en esta bonita afición que es la cría de aves. Si una virtud debe tener el “criador” esta es la paciencia. Yo muchas veces comparo mi afición a la de cultivar bonsáis. El resultado se ve al cabo de los años, no podemos esperar resultados al día siguiente.

Cada ave que nace en nuestros aviarios, evita que muchas aves sean capturadas en su medio. Debemos intentar evitar que más aves capturadas acaben como “mascotas” en una pequeña jaula. Aunque no soy partidario de la captura de aves en su medio, desearía como mínimo que estas aves que aun se siguen capturando actualmente vayan a parar todas en manos de criadores, que como mínimo les proporcionaran la satisfacción de poder vivir con sus congéneres y de poder reproducirse.

Aves con fines ornamentales : A este grupo solamente recomendar que un ave para ser bonita, debe estar muy bien cuidada, sana y con el plumaje impecable. Realmente cuando pienso en este grupo me imagino una gran pajarera en un bonito jardín.