Pequeños Exóticos

Normalmente en cada voladera donde mantengo una pareja de carolinas u otro psitácido pacifico, tengo al mismo tiempo una pareja de pequeños exóticos.
Los que mas fácilmente me han criado, aparte del prolífico diamante mandarín, son los demás diamantes australianos.
Aparte en una voladera espaciosa con vegetación abundante mantengo diversas especies, de las cuales pocas llegan a criar, aunque cada año hay alguna sorpresa y de pronto ves alguna pequeña avecilla pidiendo comida en una rama.
(Julio 2003) Ultimamente he ido desprendiéndome de este tipo de pájaro. La única especie de la que no quiero desprenderme es del Diamante Papagayo.


DIAMANTE MANDARI (Poephila guttata)

Lo críe durante bastante tiempo, disponía de varias mutaciones : Blanco, Panache, Pecho rojo, Pecho negro, Mejillas de plomo, Mejillas negras, Moña. Es una lastima que no haya mas aficionados a este pájaro, ya que debido a sus múltiples mutaciones da opciones para trabajar un poco con ellas y obtener bonitos ejemplares.


DIAMANTE BAVERO (Poephila cincta)

Durante un tiempo intente adquirir las distintas variedades de diamantes australianos, por lo que también adquirí este, aunque no resulta tan bello, como su semejante de cola larga.


DIAMANTE BAVERO COLA LARGA (Poephila acuticaudata)

Su pico rojo destaca sobre su sobrio plumaje, y su carácter super activo lo hace muy atractivo.


DIAMANTE BICHENOV (Poephila bichenovii)

Su reducido tamaño y su combinación en blanco y negro, hicieron que fuera durante un tiempo uno de mis preferidos.


DIAMANTE GOUTTELET (Stagonopleura guttata)

Bonito pájaro, dispuse de una pareja, pero no conseguí llegar a criarlos.


DIAMANTE RUFICAUDA (Neochmia ruficauda)

Los crié durante bastantes años en una colección mixta con otros diamantes .


DIAMANTE MODESTO (Neochmia modesta)

Este sobrio animal me criaba casi con tanta facilidad como los mandarines.


DIAMANTE DE GOULD (Erythrura gouldiae)

El diamante por excelencia. Su único inconveniente, es que necesitan de una temperatura elevada. Realmente su combinación de colores resulta espectacular. La variedad silvestre es para mi gusto la mas hermosa. Últimamente ha cogido muchos adeptos, ya que sus múltiples mutaciones permiten mucha variedad en la cría. Por desgracia muchas veces se utilizan isabelas como nodrizas, no permitiendo a los Gould subir a sus propios polluelos, cosa que normalmente, al menos en pajarera hacen sin ningún problema.


DIAMANTE KITLITZ (Erythrura trichora)

Bonito diamante dentro de los colores vivos. Si lo mantenemos en el exterior su plumaje resulta muy bello.


DIMANTE PAPAGAYO (Erythrura psittacea)

Mi diamante por excelencia. La combinación del verde con el vivo rojo de la cabeza, me cautiva. Aunque en la actualidad ya no tengo casi ningún pájaro exótico de pequeño tamaño, me niego a desprenderme de estos encantadores y vivarachos diamantes. Los tengo en una pajarera exterior, donde crían a sus polluelos sin dificultades.


GORRION DE JAVA (Padda oryzivora)

Un poco mayor que los diamantes australianos, este pájaro cría con mucha facilidad, me llegaron a criar en una sola puesta hasta 6 polluelos, que apenas tenían suficiente espacio en el nido.


PADDA DE TIMOR (Padda fuscata)

Dispongo de dos ejemplares, que probablemente sean dos machos, ya que no han hecho ningún intento de cría en varios años.


YERBERO DE CUBA (Tiaris canora)

Otra de mis antiguas joyas, y una espina en mi “curriculum”. Aun y disponer de esta especie durante unos 8 años, no he conseguido nunca que me criaran. El año pasado conocí por Internet a un criador cubano, que los criaba en su país de origen. Con lo cual tuve nuevas esperanzas, de con sus consejos obtener algún resultado. Por desgracia en pocos días de diferencia murieron los dos ejemplares de la pareja, probablemente ya de viejos, puesto que estos pequeñisimos animales, supongo no deben vivir muchos años. Seguramente adquiriré de nuevo esta especie, ya que la encuentro muy atractiva, y desearía conseguir criar con ellos.


NEGRITO DEL SENEGAL (Hypochaera chalybeata)

Dispuse de ellos en un volador mixto con vegetación, pero no llegaron nunca a criar.


CANARIO DE MOZAMBIQUE (Serinus mozambicus)

Aunque no he tenido nunca “canarios domésticos”, si que en una ocasión adquirí una pareja de estos bellos ejemplares.


SENEGALÍ ROJO (Lagonosticta senegala)

En una pajarera mixta con vegetación conseguí su reproducción en una ocasión.


AZULITO (Uraeginthus bengalus)

En la misma pajarera cada verano construían nido, pero al nacer las crías no sobrevivían, supongo por falta de suficiente alimentación viva.


VIENTRE NARANJA (Amandava subflava)

Llegaron a subir un par de polluelos en una ocasión, el resto de veces dejaban morir a los pollos al poco de nacer.


DEGOLLADO (Amadina fasciata)

Esta simpática ave me criaba sin dificultad en una jaula de no muy amplias dimensiones. Su carácter agresivo no me permitía mantenerlo en mi colección mixta de pequeños tropicales.


ISABELA (Lonchura striata var. domestica)

Dispuse de ellas para incubar huevos de diamantes australianos, aunque recurría a ellas solo si la pareja de diamantes había demostrado en varias ocasiones que no incubaban correctamente.


CAPUCHINO TRICOLOR

Tuve durante varios años, dos ejemplares que no hicieron ningún intento de cría, se comportaban correctamente dentro de la colección mixta.


TEJEDOR GRAN GENDARME (Ploceus cucullatus)

Lo adquirí de forma impulsiva, pero me desprendí pronto de ellos, por su agresividad frente a otros ejemplares en la misma pajarera.


CARDENAL ROJO (Cardinalis cardinalis)

Esa si es una ave hermosa, lástima que sus éxitos reproductores sean pocos, solo en manos especializadas. Mi pareja me ponía huevos, pero no llegaron nunca a nacer. Alguna vez los incube artificialmente, pero resultaron infertiles. Es una especie que encuentro muy atractiva, y no renuncio a volver a adquirirla.